La Biblia y la Homosexualidad

Por Revdo. Adermín Díaz Flores

 

¿Qué dice la Biblia acerca de la homosexualidad? O mejor, ¿Qué es lo que algunos creen que dice la Biblia acerca de la homosexualidad? ¿Es posible que los homosexuales sean salvos manteniendo relaciones homosexuales?  

¿Qué realmente enseña la Biblia? Personalmente prefiero decir “la Biblia enseña” y no “la Biblia dice”, porque la Biblia puede decir cualquier cosa que el que la use inadecuadamente quiera que diga. Cualquier persona puede tomar frases de aquí y de allá para decir o apoyar cualquier cosa. Pero algo inmensamente diferente es lo que la Biblia enseña. Este estudio pretende ayudar a disipar sus dudas acerca de este tema y encaminarle en alcanzar una vida plena en Cristo Jesús.

Homosexual

Es muy probable que piense que la palabra “homosexual” haya existido desde siempre, pero la verdad es que la misma es conocida porque es un concepto desarrollado en los últimos 100 años. En los idiomas en que fueron originalmente escritas las Sagradas Escrituras no existía una palabra para designar al “homosexual” como se conoce en nuestros tiempos, a saber, aquella persona que desea mantener o mantiene una relación seria, monógama, de amor genuino y responsable con otra persona del mismo sexo. Y es precisamente ésta definición la que estaré utilizando al hacer referencia al término homosexual o a las relaciones homosexuales.

 La palabra “homosexual” no aparece en los textos o manuscritos, hebreos, griegos, o arameos de la Biblia. De hecho ninguno de estos lenguajes contuvo nunca una palabra que correspondiera a lo que conocemos hoy como “homosexual” ni tampoco existió ningún lenguaje que contuviera tal termino antes del final del siglo 19.  Tampoco el hebreo ni el árabe tienen tal palabra hoy día, ni el griego moderno, excepto por aquellas palabras acuñadas por analogías con el seudo-latín “homosexual”.  Lo que sí podrá notar es que la Biblia menciona y condena unos actos homo eróticos específicos que se cometen dentro de unas prácticas de prostitución idolátricas; actos sexuales con niños; actos de violación; falta de consentimiento y de amor.  

¿En donde?

 Existen seis pasajes bíblicos que tradicionalmente se usan para condenar la homosexualidad. Estos son: Génesis 19:1-25, Levítico 18:22 y 20:13, Deuteronomio 23:17-18, Romanos 1:26-27, 1 Corintios 6:9 y Timoteo 1:10. Por la forma en que estos pasajes han sido utilizados la comunidad homosexual ha sido condenada, marginada, rechazada, abusada, golpeada y hasta asesinada. Muchas familias han sido divididas, muchos hijos(as) han sido arrojados a las calles por la incomprensión de sus padres y no teniendo a donde acudir por ayuda, muchos recurren al suicidio terminando de forma abrupta lo que pudo ser una vida llena de felicidad, satisfacciones y logros. Por esto se utilizaran estos mismos textos como bosquejo básico para este estudio.  

Escudriñando Las Escrituras

 Para comprender las Sagradas Escrituras, usted tiene que mirar todo el panorama o contexto de las mismas. Esto significa que usted debe entender qué era lo que la gente estaba haciendo y qué estaba ocurriendo en el ámbito espiritual, histórico y físico de la cultura en el momento en que las mismas fueron escritas. Debe usted dejar que la escritura se explique ella misma, debe observar el significado de las palabras cuando ellas fueron originalmente escritas, no la forma en que nosotros las interpretamos hoy. Las palabras suelen cambiar de una generación a otra, aún entre grupos sociales con idioma común pero regionalmente separados. Sólo pregúnteles el significado de algunas palabras en el español que usted conoce a los ciudadanos de algunos países latinoamericanos y compare lo que le dicen con el significado que usted conoce de las mismas.  

Paracleto… el auxiliador

 Debe permitirle al Espíritu Santo que guíe su interpretación y su entendimiento. Y lo más importante, usted debe entender el sencillo y básico significado de la totalidad de Las Sagradas Escrituras resumidas por el mismo Jesucristo, que es amar a Dios sobre todas las cosas y el que nos amemos los unos a los otros. Todo aquello que no esté de acuerdo con esta verdad esencial está en contra de Dios. Jesucristo mismo no siempre siguió las leyes, en cada caso, eligió la ruta humana antes que la ruta legal, el camino del amor y no el camino de la ley.  

Analicemos algunos datos conocidos

 Sabemos que la Biblia ha sido escrita durante un período de varias generaciones y que los idiomas originales en que ésta fue escrita fueron principalmente el arameo, hebreo y el griego. Sabemos también que la misma ha sido traducida en cientos de idiomas y actualmente dentro de los mismos idiomas existen variedad en versiones.

 Toda persona que se dedique seria y profesionalmente a la traducción sabe que, en ocasiones, existen palabras que no pueden ser traducidas de un idioma al otro porque en el otro idioma puede no existir una palabra que tenga el significado preciso de la palabra original. Por esta razón no debe usted descansar exclusivamente en la traducción que se hace de alguna palabra en específico sin estudiar más a fondo las circunstancias que rodean tal traducción; máxime cuando se trata de palabras controversiales y que tienen tan grande repercusión como en el caso del tema que nos atañe. Este tipo de traducción debe estudiarse con cuidado y se hace obligatoria la comparación con otras traducciones en su estudio.

 Al estudiar los textos de Génesis 19:1-25, Levítico 18:22, 20:13, Deuteronomio 23:17-18, Romanos 1:26-27, 1 Corintios 6:9 y Timoteo 1:10, reconocemos que es necesario estudiarlos directamente de los textos originales de Las Sagradas Escrituras para lograr una comprensión mas adecuada de los mismos. Al hacer esto podrá darse cuenta que los textos utilizados para “condenar” la homosexualidad han sido traducidos incorrectamente, por la influencia de prejuicios históricos existentes en los traductores de la Biblia contemporánea. Y deseo aclarar que al decir esto no implico de ninguna manera que estas personas hayan traducido mal las Sagradas Escrituras  en forma deliberada.

 Profundizamos en el estudio de los textos originales, por entender que estos, a pesar de ser tan antiguos, haber sido transcritos en muchas ocasiones con el paso de las generaciones, se ha podido probar científicamente que se han mantenido casi exactos hasta nuestros días, a excepción de algunas diferencias que no afectan en nada su contenido. Cosa que no se puede decir de ninguna de las distintas traducciones que se han hecho de las mismas en la corta historia que tienen los textos bíblicos en la forma en que los conocemos actualmente.  

Génesis 19:1-25

 “1Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo, 2y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies; y por la mañana os levantaréis, y seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron: No, que en la calle nos quedaremos esta noche. 3Mas él porfió con ellos mucho, y fueron con él, y entraron en su casa; y les hizo banquete, y coció panes sin levadura, y comieron. 4Pero antes que se acostasen, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo. 5Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos. 6Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí, 7y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad. 8He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las sacaré fuera, y haced de ellas como bien os pareciere; solamente que a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado. 9Y ellos respondieron: Quita allá; y añadieron: Vino este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper la puerta. 10Entonces los varones alargaron la mano, y metieron a Lot en casa con ellos, y cerraron la puerta. 11Y a los hombres que estaban a la puerta de la casa hirieron con ceguera desde el menor hasta el mayor, de manera que se fatigaban buscando la puerta.

                12Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar; 13porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo. 14Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba.

                15Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. 16Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.

                17Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas. 18Pero Lot les dijo: No, yo os ruego, señores míos. 19He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea que me alcance el mal, y muera. 20He aquí ahora esta ciudad está cerca para huir allá, la cual es pequeña; dejadme escapar ahora allá (¿no es ella pequeña?), y salvaré mi vida. 21Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has hablado. 22Date prisa, escápate allá; porque nada podré hacer hasta que hayas llegado allí. Por eso fue llamado el nombre de la ciudad, Zoar. 23El sol salía sobre la tierra, cuando Lot llegó a Zoar.

                24Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; 25y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.”  

Conozca un poco sobre la gente de Sodoma y Gomorra

             Los pueblos de la llanura (como se conocía a la gente de Sodoma, Gomorra y a otras tres ciudades), veneraban muchos dioses, entre los principales estaban Baal y Astarté (llamada también Asera, Astoret e Ishtar) era la diosa de la guerra y fecundidad, del amor sensual y de la maternidad. Se le adoraba también en ambientes griegos como Afrodita. Su culto incluía actos sexuales como medio mágico para conseguir el favor de los dioses, asegurar la fertilidad de sus mujeres y obtener cosechas abundantes.

 Sus templos se caracterizaban por las prostitutas sagradas y por imágenes eróticas. Sus templos eran centros de vicio legalizado. Sus prácticas del culto eran básicamente orgías, donde se requería a los adoradores tener sexo con los sacerdotes y sacerdotisas. El prostituto religioso masculino se llamaba  kadesh (Gadesh) (se puede encontrar esta palabra transcrita de ambas formas) esta palabra hebrea es traducida como “sodomita” en 1 Reyes 14.24; 15.12; Job 36.14.

 La Magnifica diosa o la Magnifica Madre era la que otorgaba la fertilidad a los humanos, animales y cosechas. Así que para asegurar el renacimiento de los cultivos el adorador “plantaba o sembraba” su semilla (esperma) en los representantes de la Magnifica Madre, sus sacerdotes y sacerdotisas. Los sacerdotes masculinos se consideraban aun mejores que las féminas, ya que ellos habían hecho un mayor sacrificio al ofrecer su masculinidad a la diosa. Así que básicamente esta gente realizaba prácticas sexuales desenfrenadas y de prostitución como parte de su culto a sus dioses.  

¿Cuál fue el verdadero pecado de Sodoma?

 Esta ciudad fue destruida luego de que unos ángeles, enviados por Dios con propósito de destruir la ciudad, visitaran a Lot. Todos los varones de Sodoma formaron una turba frente a la casa de Lot pidiéndole que sacara a los ángeles para “conocerlos”. Esta palabra se usa en otras citas Bíblicas con connotaciones sexuales. Aunque algunos predicadores insisten en decir que la razón por la que fue destruida Sodoma es porque sus habitantes eran homosexuales y quisieron sostener relaciones sexuales con los ángeles, no hay nada más lejos de la verdad. Los teólogos más serios concuerdan en que la homosexualidad nada tuvo que ver con la destrucción de Sodoma y ciudades hermanas, sino la falta de amor y hospitalidad de sus habitantes, injusticias, el deseo de poder, adoración a ídolos, entre otras.

  Lot ofreció a sus hijas vírgenes para que los varones que reclamaban a los ángeles hicieran con ellas lo que ellos quisieran. Si eran todos homosexuales ¿Por qué Lot les ofreció a sus hijas? Lot, intentaba proteger a sus huéspedes, cosa a la cual estaba obligado por las leyes de hospitalidad de aquél entonces. Obviamente Lot intentaba evitar algo que aún en nuestros tiempos se consideraría un acto moralmente atroz, o sea, una violación masiva.  

Respuesta

 La misma Escritura responde nuestra pregunta. (Ezequiel 16: 48-50) “Vivo yo, dice Jehová el Señor, que Sodoma tu hermana y sus hijas no han hecho como hiciste tú y tus hijas. He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.”  Aquí encontramos la palabra abominación. “Seguramente se refiere a la homosexualidad”… dirán muchos, sin tomar en cuenta lo que el texto dice referente a la soberbia, el ocio y falta de piedad. Más adelante se abundará sobre la palabra abominación.

 Note además que Jesús hace referencia a Sodoma y Gomorra en el contexto de falta de hospitalidad. “Más en cualquier ciudad, ó aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis. Y al entrar en la casa, saludadla. Y si la casa fuere digna, vuestra paz vendrá sobre ella; mas si no fuere digna, vuestra paz se volverá a vosotros. Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad y sacudid el polvo de vuestros pies. De cierto os digo, que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de los de Gomorra, que para aquella ciudad.”  (Mateo 10:11-15)

Hay otros puntos en los cuales se debe reflexionar .

  1. Que el juicio de esas ciudades por sus iniquidades había sido anunciado ANTES del supuesto incidente homosexual.

  2. Si el asunto principal de este episodio fue la homosexualidad, ¿por qué ninguno de los otros pasajes de las Escrituras que se refieren a este episodio, hacen alusión alguna a la homosexualidad?

Resumiendo

 Las Sagradas Escrituras explican los pecados de Sodoma en repetidas ocasiones. En ninguno de los casos refiriéndose a la homosexualidad. En la totalidad de los casos, el juicio contra Sodoma fue causado por su inhospitalidad. En cada caso Las Escrituras demandan protección para los extranjeros y desposeídos.  

Levítico 18:22 y 20:13

 “22No te echarás con varón como con mujer; es abominación.”

13Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.”

 El Levítico es una compilación de leyes y ritos que hoy día están en desuso. Comprende el código de santidad dado a los sacerdotes del pueblo de Israel con el fin de preservar las características distintivas del pueblo de Israel.

 “pero venida la fe ya no estamos bajo el ayo” ¡ALELUYA!  Gálatas 3:22-25

 ¿Qué es abominación? Una abominación es aquello que Dios encuentra detestable por ser inmundo, desleal o injusto. La palabra abominación fue traducida de la palabra hebrea toevah. Esta palabra está directamente relacionada con la idolatría y la práctica cananea de la prostitución cúltica. Dios quería prevenir a su pueblo de las prácticas idolátricas que las naciones y tribus circundantes llevaban a cabo mediante los cultos de fertilidad, donde la prostitución cúltica era practicada por hombres y mujeres.  

Deuteronomio 23:17-18

 17No haya ramera de entre las hijas de Israel, ni haya sodomita de entre los hijos de Israel. 18No traerás la paga de una ramera ni el precio de un perro a la casa de Jehová tu Dios por ningún voto; porque abominación es a Jehová tu Dios tanto lo uno como lo otro.”

 La idolatría Cananea, a menudo comprometía la lealtad de Israel a su Dios. Gadesh, el término hebreo para designar al varón que se prostituía en los cultos, es mal traducido como “Ramera” y “Sodomita” en algunas versiones de la Biblia (por ejemplo en la Antigua Versión de Casiodoro de Reina del 1569, Revisada por Cipriano de Valera en el 1602 y anotada por el Rev. C.I. Scofield, una versión muy popular) Sin embargo, este mismo pasaje en la Biblia Dios Habla Hoy, Versión Popular, por Sociedades Bíblicas lee: “Ningún hombre ni ninguna mujer israelita deberá consagrarse a la prostitución practicada en cultos paganos. No permitan ustedes que en el templo del señor su Dios se pague una promesa con el dinero ganado en ese tipo de prostitución, porque esa práctica le repugna al Señor”.

 Es bueno comparar varias versiones de la Biblia al estudiar textos difíciles o controvertibles pues de esta manera puede tener una visión más amplia de lo que se está leyendo y llegar a una interpretación más equilibrada. Una de estas es la Biblia de Jerusalén, muy recomendada en los seminarios por su buena traducción.

 En ella, el texto de Deuteronomio 23:18-19 lee: “No habrá hieródula entre las israelitas, ni hieródulo entre los israelitas. No llevarás a la casa de Yahveh tu Dios don de prostituta ni salario de perro, sea cual fuere el voto que hayas hecho: porque ambos son abominación para Yahveh tu Dios.” (Biblia de Jerusalén edición española impresa en Bilbao el 15 de noviembre de 1975)

 Si busca el significado de la palabra “hieródula” en el Diccionario de La Lengua Española (por la Real Academia Española, Madrid 1970), encontrará que dicha palabra viene de dos palabras griegas que se traducen, Sagrado y Esclavo, significando - Esclavo o Esclava dedicada(o) al servicio de una divinidad, en la antigua Grecia.

 Gracias a Dios que en este caso si hay palabras en nuestro vernáculo para traducir correctamente las palabras del Griego. ¿Por qué no se usan?, Sería bueno estudiar más a fondo la historia para ver los prejuicios que pudieron estar presentes entre aquellos hombres para el tiempo en que se tradujeron las Escrituras, entre los años 1500’s hasta nuestros días.

 Durante el reinado de Rehoboam se edificaron lugares de adoración en todas partes, y lo peor de todo era que había cultos de hombres prostitutos unidos a ellos. (1 Reyes 14:24 NEB) Cuando Asa tomó el reinado, quitó el culto de hombres prostitutos de la tierra de Israel. (1 Reyes 15:12 RSV) Pero siempre quedaron algunos, y al sustituir Josafat a su padre, se les eliminó a todos. Más el pueblo volvió a su idolatría, aún en el templo de Jehová se pusieron estatuas de dioses paganos, y había lugares de adoración idolátrica. (2 Reyes 23:7 Reina Valera)  

Resumiendo

 En ninguno de estos textos se hace referencia al homosexual o la homosexualidad, sino a la prostitución del hombre y la mujer en los cultos de los templos paganos. Lo que más disgustó a Dios durante este tiempo de los israelitas fue que siempre caían en idolatría y de pueblo de Dios pasaban a los ídolos, olvidándose de Jehová.

 Los ritos y las reglas que se encuentran en el Antiguo Testamento fueron dados para preservar las características distintivas de la religión y la cultura de Israel. Pero como establece Gálatas 3:22-25, los cristianos no se rigen por esas leyes judías. Por fe vivimos en Jesucristo, no en el Levítico.

 Es cierto que las preocupaciones éticas atañen a todas las épocas. Esos intereses estuvieron reflejados en su máxima expresión por Jesucristo, quien nada dijo acerca de la homosexualidad, pero si habló mucho con respecto al amor, la justicia, la misericordia, y la fe. Jesús dijo: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.”  (Lucas 4: 18-19)  

Romanos 1:24-27

 Esta carta fue escrita por el Apóstol Pablo a los cristianos judíos y gentiles residentes en Roma. Nerón era el emperador de Roma en esa época, siendo muy conocidos los excesos sexuales del imperio. La idolatría era práctica común y en los templos paganos se llevaba a cabo la prostitución cúltica. En este contexto, Pablo le dice a los judíos que los gentiles han pecado con su comportamiento, pero más adelante les dice a los judíos que ellos también han pecado ante Dios. Pablo hace un llamado a la unidad entre judíos y gentiles; explicando que todos son iguales por cuanto todos pecaron siendo justificados por la fe en Cristo Jesús.

 En el verso que nos ocupa, Pablo hace referencia a que los gentiles dejaron su uso “natural” por actos “contra natura”. Podemos ver como Pablo, en otros versos, se refiere a las costumbres como lo “natural”. También vemos en otros pasajes que “contra natura” no se refiere a leyes que rigen la naturaleza sino a la esencia y propiedad característica de cada ser. Entonces “contra natura” para una persona homosexual sería tratar de vivir como heterosexual.  

¿Qué es lo natural?

 Es significativo para Pablo el hecho de que estos gentiles “inmundos” habían cambiado algo "natural" para ellos (griego: fysis) en algo “contra natura” (para fysis). De igual forma encontramos en Romanos 11:24, a Dios actuando de un modo “contra natura” (para fysis) al injertar a los gentiles en el olivo silvestre. ¿Estaba pecando Dios? ¿Podría Dios pecar? .......¡Por supuesto que no!

 “Contra natura” en estos pasajes no se refiere a la violación de las llamadas Leyes de la Naturaleza, sino que implica una acción contradictoria a la propia naturaleza (esencia) de ser. Viéndolo de esta manera, debemos reconocer que lo que es “contra natura” (para fysis) para una persona de hoy, con orientación homosexual, sería el tratar de vivir como si fuera heterosexual.  

Secreto a voces

 En Grecia y Roma era común para un hombre el tener una esposa y a la misma vez tener un joven amante masculino por el lado. Este tipo de arreglo era considerado como un suplemento al matrimonio y era reconocido por el Estado.

 La relación homosexual básica en la sociedad griega sucedía entre un hombre de mayor edad y un joven. El hombre de mayor edad admiraba al joven por sus calidades masculinas (belleza, fuerza, velocidad, resistencia) y el hombre mas joven respetaba al de mayor edad por su sabiduría, experiencia y autoridad. Se esperaba del hombre mayor el educar, entrenar, y proteger al menor, y en el curso debido en que el joven creciera, se esperaba que llegaran a ser buenos amigos, antes que amantes. Se esperaba de ambos que en  el curso debido de sus vidas se casaran y engendraran niños. Las relaciones sexuales entre hombres de la misma edad (y posición social) eran percibidas como antinatural porque significaba que uno de los hombres había adoptado un papel pasivo, y por esto traicionaba su masculinidad. Así que mientras el hombre retuviera el papel “activo” y su compañía fuera una mujer (la cual era vista como naturalmente inferior), un esclavo (no libre) o un joven (no un hombre completamente crecido o adulto), su masculinidad era preservada.

  Por estas prácticas tan comunes en aquella época sería más razonable pensar que el Apóstol Pablo hablaba de cómo algunas personas se habían vuelto en contra de Dios, cambiando lo natural por lo que no era natural, refiriéndose a heterosexuales que se entregaban a relaciones homosexuales, cometiendo actos “contra sus naturalezas”.  

Contexto

 Si leemos el contexto de Romanos 1:24-27 desde el versículo 18, veremos que Pablo cree que esta innatural actividad homosexual al igual que la injusticia, la fornicación, la perversidad, la avaricia, la maldad; la envidia, los homicidas, los contenciosos, engañadores y malignos; los murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, aquellos sin afecto natural, implacables y sin misericordia; son el resultado de la idolatría. Dios castiga a los idolatras entregándolos a la inmundicia y a las concupiscencias de sus corazones.  

Concupiscencia es…

“el deseo desordenado o salido de cauce legítimo” (Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.)

“denota un intenso deseo de cualquier tipo… se refiere a aquellos malos deseos que están listos para expresarse en una actividad corporal. …frase que describe las emociones del alma, la tendencia natural hacia lo malo. Tales concupiscencias no son necesariamente ruines e inmorales; pueden ser de carácter refinado, pero son malas si son incoherentes con la voluntad de Dios. (Vine, W.E., Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, (Nashville: Editorial Caribe) 2000, c1999.)

         La enseñanza central aquí es que la deidad y eterno poder de Dios “se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas o sea son obvias para todos el que mire alrededor, pero las personas, con todo y esto, concientemente dieron sus espaldas a Dios y deliberadamente se hicieron necios” y “cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” Es precisamente a estos “necios” que Dios dirige Su ira y entrega a la inmundicia.

 Las cosas no han cambiado. Cualquier cosa que usted ame más que a Dios es un ídolo. La lujuria es una forma de amor… pero mal dirigido… errado. Esta palabra se usa generalmente en el sentido de pasión carnal desordenada.  

Resumiendo

 Los actos homo eróticos en este pasaje son el resultado de la idolatría y posiblemente estaban relacionados a otros delitos. Nada tienen que ver con las relaciones responsables que nacen del amor entre personas del mismo sexo.

Especialmente para los homosexuales y lesbianas verdaderamente cristianos que aman a Dios sobre todas las cosas, estos versos no se aplican. Para un cristiano, Dios es primero en su vida y todos los demás deseos están subordinados a El. El sexo no es su dios así que no cae bajo la condenación de Romanos 1.  

1 Corintios 6:9

 Esta carta fue escrita por el Apóstol Pablo a los cristianos de Corinto. Corinto era una ciudad Romana rica en comercio, a 40 millas al Oeste de Atenas y al sur de Grecia, donde la prostitución cúltica se practicaba en gran manera. En el templo pagano de la diosa Afrodita se llevaban a cabo actos sexuales como parte de la religión. Ese templo era muy conocido por sus mil mujeres y hombres dedicados a la prostitución. Muchos de los Griegos de aquella época continuaban asistiendo a esos templos después de su conversión al cristianismo. La prostitución masculina era un negocio lucrativo en las calles y burdeles donde los niños eran comprados en el mercado de esclavos y castrados para preservar su apariencia juvenil y de esta manera servir a sus amos.

 Este pasaje Bíblico contiene dos palabras griegas claves que se han traducido de muchas maneras. Pablo condena a los “malakoi” y a los “arsenokoitai”. Estas dos palabras se han traducido al inglés y al español como afeminados y homosexuales. En algunas traducciones se han vertido como homosexuales practicantes; en otras como pervertidos y en otras se han consolidado en una sola palabra: sodomitas. La forma en que las palabras son traducidas, frecuentemente reflejan los prejuicios de los traductores en vez de su verdadero significado.

 La palabra “malakoi” es una muy común, literalmente significa “suave” tal y como se usa en Mateo 11:8 donde se ha traducido como “delicadas” o como en otras partes del Nuevo Testamento con el significado de “enfermedad”, lo más probable es que se refiera a una persona carente de disciplina o control moral. La palabra nunca es usada en griego para designar a los homosexuales como grupo ni genéricamente como referencia a actos homosexuales, sin embargo ocurre a menudo en escrituras contemporáneas a las Epístolas Paulinas refiriéndose a actividades y personas heterosexuales. Existen otras conclusiones aceptadas aquí, donde la palabra “malakoi” no se refiere a las actividades sexuales entre personas del mismo sexo, sino a la condenación general del aflojamiento moral y al comportamiento malvado, perverso, depravado y lujurioso. Este comportamiento es aplicable tanto a heterosexuales como a homosexuales.

  La segunda palabra “arsenokoitai” es aún más difícil de explicar. Sólo se ha usado en este texto y en 1 Timoteo 1:10 y es bien rara en otras literaturas contemporáneas. Así que los estudiosos han dejado su posible significado a la especulación. En la vasta cantidad de escritos sobre la sexualidad homo erótica en Grecia para el tiempo de Pablo, esta palabra no ocurre. Según John Boswell, es extremadamente difícil creer que esta palabra significara realmente “homosexual” o “Sodomita”  cuando ningún autor contemporáneo la ha usado en alguna forma donde claramente indique esta conexión.

 Se compone de dos palabras griegas que denotan varón y cama. En la literatura de la época esta palabra no se usa para significar homosexual. Hay otras palabras que se usaban para ello y Pablo no las usó. Algunos teólogos han concluido que probablemente Pablo se refería a la prostitución masculina y pederastia. (Relaciones sexuales de hombres adultos con niños)  

Resumiendo

 La prostitución homosexual, de acuerdo con la mayoría de los letrados (eruditos) y textos antiguos era rampante a través de aquella parte del mundo, tanto en y fuera de la adoración cúltica. La homosexualidad como tal era tan común en la literatura contemporánea que Pablo pudo haber usado cualquier cantidad de palabras si hubiera querido condenar la homosexualidad en general, pero no lo hizo.  

1 Timoteo 1:10

“para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina,"

Este es el otro pasaje donde Pablo condena a los “arsenokoitai”. En este contexto se utiliza junto a otras dos palabras griegas, “pornois”  y “andrapodistace”,  que denotan “secuestradores de niños”. Luego se podría interpretar como sexo abusivo, abuso de niños, esclavitud sexual y no al homosexualismo como orientación sexual. Aquí encontramos a Pablo muy preocupado por los abusos sexuales y la explotación sexual que se practicaba en aquel tiempo.

 Ya discutimos la palabra “arsenokoitai” así que veamos las otras dos. “Pornos”  significa fornicario. Ocupa el número 4205 del Léxico Aumentado Strong’s  y significa, un hombre que se prostituye con otro por salario, hombre prostituto y el hombre que consiente (de consentir) en actos sexuales ilícitos. Es la palabra de donde obtenemos la palabra pornografía. La segunda,  “andrapodistace” ocupa el número 405 del Léxico Aumentado Strong’s  y significa, traficante de esclavos, secuestrador, robador de hombres, aquél que injustamente reduce a un hombre libre a la esclavitud y aquél que roba los esclavos de otro y los vende. El Dr. Carlos Aníbal Acevedo, en Cristianismo y Homosexualidad: Una perspectiva puertorriqueña, (Pág. 59), concuerda con esto diciendo que significa, y cito, “secuestradores, mercaderes de esclavos, en este caso pudiera referirse al que provee los “pornoi” que son usados por el “arsenocoitai”. De nuevo se estaría condenando a la pederastia y no al homosexualismo en general,” termino la cita.  

Resumiendo

 Los teólogos y estudiosos han encontrado en estos textos claras indicaciones de que los mismos se refieren a personas que realizaban prácticas sexuales abusivas con otros adultos y probablemente con niños, a la esclavitud sexual y no al homosexualismo como orientación sexual.

 Luego de estudiar cuidadosamente estos textos, es claro que ni en este pasaje ni en los anteriores, el Apóstol Pablo se refiere al amor serio, genuino y responsable entre personas del mismo sexo. Puedo decir sin temor a equivocarme que aquí encontramos a un Pablo muy preocupado por los abusos sexuales y la explotación sexual que se practicaba en aquel tiempo. Esta misma actitud compartimos, rechazamos y condenamos en la sociedad actual cuando se comenten semejantes prácticas.  

¿Qué dijo Jesús?

 En ninguna parte encontramos a Jesús condenando específicamente a los homosexuales, por el contrario se acercaba a aquellos que habían sido rechazados por los religiosos para hacerlos parte de “Su Reino”.  

En una ocasión, se nos enseña, que a Jesús se le acercaron los fariseos, tentándolo y diciéndole:

“—¿Está permitido al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?

4Él, respondiendo, les dijo:

—¿No habéis leído que el que los hizo al principio, “hombre y mujer los hizo”, 5y dijo: “Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne”? 6Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó no lo separe el hombre.

7Le dijeron:

—¿Por qué, pues, mandó Moisés darle carta de divorcio y repudiarla?

8Él les dijo:

—Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. 9Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.

10Le dijeron sus discípulos:

—Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse.

11Entonces él les dijo:

—No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. 12Hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.”  Mateo 19:3-12

 ¿Cómo es posible nacer eunuco? ¿A quienes se refería Jesús al decir estas palabras? Un «eunuco» es un hombre castrado, un hombre sin testículos. Algunos teólogos dicen que se refería a personas que nacían siendo estériles. Y sí, es muy posible, como también es posible interpretarlo de otra manera, como personas que han nacido con una orientación homosexual. Los que condenan la homosexualidad podrán decir: “ah, pero esa interpretación es muy conveniente”, a éstos, yo les contesto de la misma manera. Aceptar una posibilidad sin aceptar la otra es una falta de respeto de cualquiera de las dos partes hacia la otra. Nadie puede concluir contundentemente a cuál de los dos se refería el Maestro al hacer tal declaración, si es que en Su mente existía el deseo de hacer tal distinción. Estoy seguro de que Jesucristo no hubiera dejado el asunto así si Su intención hubiera sido otra. Para El no había inconveniente alguno en aclarar las cosas cuando El quería que estuvieran bien claras.

En este pasaje de Mateo 19 Jesús les declara a los fariseos que por causa de la dureza (terquedad) del corazón del hombre y no por la voluntad de Dios, Moisés le había permitido al pueblo dar carta de divorcio a sus mujeres. Esta dureza o terquedad del corazón del hombre era consecuencia de su naturaleza pecaminosa. El matrimonio permanente era la intención de Dios, pero como la naturaleza humana hizo inevitable el divorcio, Moisés instituyó algunas leyes para ayudar a las víctimas. Eran leyes civiles designadas especialmente para proteger a las mujeres que, en esa cultura, se convertían en vulnerables al vivir solas.

Debe saber que dentro del judaísmo de aquella época existían dos escuelas; una excesivamente liberal en este asunto permitiendo al hombre dar carta de divorcio a sus mujeres por prácticamente cualquier cosa y la otra que se sometía a lo que Moisés había permitido en la causal de fornicación. ¡Que mucho se parece este relato a la situación actual! En poco se estima el matrimonio hoy día y prácticamente por cualquier motivo se divorcian las parejas.

Luego de haber aclarado el asunto con los fariseos, se le acercan a Jesús sus discípulos, me imagino verlos; sorprendidos por aquellas palabras, y le dicen al Señor, ¡Maestro si esto es así entre esposo y esposa, lo mejor sería no casarse!

Estoy seguro que si las parejas comprendieran verdaderamente las implicaciones del matrimonio y su importancia, lo pensarían mas detenidamente antes de hacerlo y tal vez hasta puedan pensar de la misma forma en que lo hicieron los discípulos.

Pero entonces les explica Jesús que “No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado.”, implicando que la castidad es un don de Dios y que no es para todos. Inmediatamente les habla de tres razones por las que algunas personas no se casaban.

  1.  Los que “nacieron así del vientre de su madre,” entendiendo por esto que hay dos posibles interpretaciones; que son personas que nacían siendo estériles y/o personas que han nacido con una orientación homosexual. (Aún hoy día con toda la ciencia y adelantos científicos, no se sabe concluyentemente si se nace homosexual o si es una conducta aprendida).

  2. Los que “son hechos eunucos por los hombres”, refiriéndose al hombre castrado.

  3. Y los que “a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos.” Refiriéndose a aquellos otros que no se casan porque en su caso particular han sido recipientes del don divino de la castidad y pueden servir mejor a Dios como solteros. Jesús no nos estaba enseñando a evitar el matrimonio porque no fuera bueno ni porque limita nuestra libertad. Eso sería egoísmo. Un buen motivo de permanecer solo es desear usar el tiempo y la libertad para servir a Dios. Pablo habla de esto en 1 Corintios 7.

Finalmente termina diciendo: “El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.” Recalcando el hecho de que esto no era para todos.  

Era el pensamiento antiguo que el casamiento tenia como principal objetivo el procrear hijos pues estos eran de bendición y para llenar la tierra como le fue ordenado por Dios a Adán y Eva en el jardín del Edén. Pero aquí encontramos a Jesús (Dios) explicando mejor el asunto y enseñando que habían razones para permanecer castos.  

A pesar de que el divorcio fue relativamente fácil en los tiempos del Antiguo Testamento, no fue lo que originalmente Dios quiso. Lamentablemente es igualmente fácil el divorcio en nuestros días pero la voluntad de Dios para aquellos que deciden casarse es la misma, que sea un pacto de por vida. Dios es el mismo ayer, hoy y por los siglos. El no cambia, El es inmutable.  

Las parejas deben oponerse al divorcio desde el principio y construir su matrimonio sobre la base de un pacto mutuo. Existen también muchas buenas razones para no casarse, una de ellas es disponer de más tiempo para trabajar en favor del Reino de Dios. No dé por sentado que Dios quiere que todos se casen. Para muchos puede ser mejor que no. Busque en oración la voluntad de Dios antes de lanzarse a un compromiso matrimonial de por vida.

 Los teólogos y científicos en general debaten si el ser homosexual es una enfermedad, una decisión de vida, si se nace o si se produce por influencias sociales. Cada grupo utiliza a su favor aquellos teólogos y científicos que concuerdan con sus respectivas creencias. Las conclusiones de unos grupos desmienten a los otros y viceversa en una interminable y agotadora lucha por prevalecer. Pero si pudieran ser verdaderamente honestos todos podrían concordar en que todavía no se sabe con seguridad a qué se debe la homosexualidad. Solo Dios en su Omnisciencia conoce tal cosa. De todas formas hay cosas que no le son dadas al hombre conocer.

Dios por medio de Su Palabra (la Biblia) se da a conocer al hombre. Su propósito al darnos Su Palabra fue el de darnos a conocer Su plan para la redención de la humanidad. La Biblia no fue escrita para satisfacer la curiosidad humana, no era el propósito de Dios explicar todas las cosas que el ser humano desea entender y mucho menos entretenerlos. Fue escrita para que el hombre se rija por ella.

La Palabra de Dios no entra en detalles con relación al tema de la homosexualidad, de la misma forma en que tampoco lo hace con relación a otros temas como por ejemplo;

            * La prehistoria

            * La edad de la Tierra y de la humanidad

            * Los Hermafroditas

            * Los viajes espaciales

            * La vida en otros planetas

Pero, el que no lo haga no quiere decir que no le interese o tenga el control sobre esos asuntos como Dios Supremo y Creador de TODO lo que existe, visible e invisible. Aún más, Su plan de redención cubre TODOS los aspectos de la creación, y cuando El haga TODAS las cosas nuevas, de seguro arreglará TODO lo que fue dañado en Su creación por causa de la entrada del pecado a la tierra por la desobediencia del hombre. Y cuando eso ocurra, ya no importará con quien pasaste tus días en la tierra: 30Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.” (Mateo 22:30)

 Ahora… no me parece que haya dudas sobre la obra que vino a realizar Jesús a la tierra, ni a quiénes les predicó ni con quiénes se juntaba, pues las Escrituras son bastante claras al respecto. Donde sí hay dudas y malas interpretaciones es respecto a los seis versículos que nos atañen y sobre los cuales abundaremos.  

Para finalizar

 El ser humano tiende generalmente a generalizar las cosas y a recordar la maldad. Esas son unas muy malas costumbres. Cuando se habla de los “homosexualidad” la gente piensa enseguida en todas los conceptos errados y pervertidos que se oyen y ven a diario a través de los medios de comunicación. Pero es conocido que los medios de comunicación no siempre son tan imparciales como quieren hacerse pasar y muestran aquellas cosas que puedan causar mayor sensación o mayor controversia.  

Es penoso decirlo, pero las iglesias y los líderes de éstas han abonado a esta percepción generalizada en detrimento de los homosexuales. Como resultado de esto la mayoría de la gente común tiene un distorsionado sentido de lo que es realmente ser homosexual, comparándolos con personas indeseables, locamente vestidas, faltos de toda moral y pervertidas sexualmente. Cosa que se aparta totalmente de la realidad.  

Por esto Dios les extiende la oportunidad de comenzar a reparar el gran daño que se ha cometido y les invita a un acercamiento con estas personas duramente atacadas sin razón para que se les ayude a sanar sus heridas. Es Su deseo la unidad de Su cuerpo para alcanzar a todo aquél que se encuentra extraviado, que necesite del amor sanador de Dios en sus vidas, para hacerles hombres de bien y provecho para la sociedad al servicio del Poderoso de Israel.  

Hoy día se ven “líderes” eclesiásticos hablando mal de otros, denominaciones atacando a otras denominaciones abiertamente por radio y televisión por meras trivialidades. Personalmente he oído verdaderas atrocidades desde los púlpitos de muchas iglesias por las que algunas han sucumbido o se han dividido. Y durante los años que llevo como cristiano he sido testigo de grandes injusticias cometidas por las interpretaciones arbitrarias que muchos llamados “líderes” se atreven a realizar.

A estos “líderes” el Señor les dice “¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! Dice Jehová. Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice Jehová. Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las tierras a donde las eché, y las haré volver a sus moradas; y crecerán y se multiplicarán. Y pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no temerán más, ni se amedrentarán, ni serán menoscabadas, dice Jehová.”  (Jeremías 23:1-4)  

Nuestro ministerio Libres por Su Gracia, es parte del movimiento actual del Espíritu Santo de Dios para alcanzar a ese “remanente” que ha sido disperso por “los pastores que destruyen y dispersan las ovejas”. En el mismo, el poder y la misericordia de Dios se dejan sentir a diario de forma poderosa confirmando de forma irrefutable que Dios está respaldando el mismo. Si no conoce  al Señor Jesucristo como único y suficiente Salvador le invito a acercarse con humildad de corazón para que Dios le revele Su maravilloso amor y perfecta voluntad. Si le conoce o conoció y por cualquiera razón se ha apartado de El quiero decirle que, el que se ha apartado en realidad a sido usted pues Dios SIEMPRE ha estado a su lado y no le ha abandonado.   

El tiempo ha llegado y es ahora para que se termine, de una vez por todas, las luchas y los ataques en contra de los cientos de hombres y mujeres honrados(as) y decentes del mundo que están siendo atropellados(as) por el mero hecho de ser homosexuales.  

Dios tenga misericordia de aquellos que se toman la libertad de juzgar libremente sobre el bienestar y las vidas de las personas pues claramente nuestro Señor Jesús dijo: “No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.”  (Lucas 6: 37-38)  A estos tal vez les ocurra que, “...como insistían en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.  (Juan 8:7)

Solo me resta decirle querido amigo, que busque en Espíritu y en verdad a Dios para que le sea revelada la verdad sobre esto, pues “… conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:32 

Que Dios les bendiga.

 

 

 

 

 

 

© 2004 Todos los Derechos Reservados